Dolor

Dos especies de lágrimas tienen los ojos de la mujer: de verdadero dolor y de despecho.

Nunca voy con los que lloran y siempre con los que cantan. Los paisanos de mi pueblo cuando tienen un dolor, en lugar de andar llorando, cantan debajo del sol.

El alma descansa cuando echa sus lágrimas; y el dolor se satisface con su llanto